Hipopótamo nacido en Chile es el primero de Sudamérica

La cría de la familia de pigmeos, especie en riesgo de extinción, es la única que ha logrado sobrevivir en Latinoamérica.

https://i2.wp.com/papeldigital.info/lt/2012/01/21/01/jpg/06/040.jpg

Pesó 5,4 kilos y se convirtió en la primera cría de hipopótamo pigmeo parida con éxito en Sudamérica. El nacimiento lo registró el Buin Zoo, el 28 de diciembre pasado, pero se convirtió en un hito cuando el pequeño logró sobrevivir más de tres semanas.

Habitante natural de las zonas boscosas, el hipopótamo pigmeo no es el gigante que suele verse nadando en los escasos charcos de la sabana africana.

Pesa como máximo 250 kilos, una tonelada menos que el hipopótamos común. Y la mayor diferencia es que, mientras los otros abundan en el mundo, del pigmeo no quedan más de tres mil ejemplares. Unos 350 de ellos están en cautiverio, y de 22 que nacieron el 2011, sólo 13 sobrevivieron. Por eso, el hijo de la hipopótamo Coca ha causado tanta alegría en el Buin Zoo.

“El animal ya nació y puede llegar a su primer mes de vida. Para nosotros, en lo que queda de camino, todo lo que podamos hacer es un éxito”, afirmó Ezequiel Hidalgo, director del Departamento de Conservación e Investigación del zoológico.

Habitualmente, el tamaño, fuerza y agresividad de esta especie es una de las principales dificultades para monitorear a las hembras preñadas y asegurar la sobrevivencia de las crías una vez ocurrido el parto.

Por otra parte, aunque existen ejemplares en al menos cuatro zoológicos latinoamericanos, no todos poseen parejas de la especie. Es así como el nacimiento exitoso más reciente en la región se registra en México, hace por lo menos 25 años.

No obstante, en el caso chileno, el ambiente libre de estrés y los cuidados en alimentación lograron que Coca pariera con éxito. Además, especialistas de la Universidad de Chile lograron realizar tres ecografías para observar el desarrollo de la cría.

Hoy, el pequeño hipopótamo consume entre 400 y 800 ml. de leche y aumenta hasta 700 gramos diarios. En unos dos meses, podrá alimentarse del kilo de lechugas y alfalfas que hoy consume su madre. “Es la mejor forma de cría que puede existir para cualquier ser vivo. Es un animal que va muy sano, solamente con leche de la madre”, indicó Ezequiel Hidalgo.

Coca, la madre de 15 años, llegó desde Argentina, en 2003, y forma parte del programa de conservación de esta especie en el Buin Zoo. Una tarea que fue complementada con la llegada del macho Hipólito, desde Bélgica, en 2006, y quien hoy tiene siete años. La nueva familia puede llegar a vivir hasta 45 años en cautiverio.

El programa incluye una ambientación adecuada y actividades que permitan a la especie sentirse como en su ambiente natural.

Chile se convierte así en una fuente adecuada de información, que permite a la comunidad internacional conocer más al hipopótamo pigmeo. Exequiel Hidalgo aseguró que la noticia ya fue dada a conocer a la Unión Internacional de Conservación de la Naturaleza, que investiga a diferentes especies en riesgo de extinción.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s